¿Qué es un Comité de Ética?

Los Comités de Ética para la asistencia sanitaria son instancias de diálogo y debate interdisciplinar, con la misión de asesorar a los profesionales sanitarios y a los usuarios que lo soliciten en la solución de los conflictos éticos que se producen en el desarrollo de la tarea asistencial.

viernes, 12 de mayo de 2017

NUEVO ENCUENTRO DE "BIOÉTICA EN LAS AULAS"

Este es ya el IV encuentro de "Bioética en las Aulas", jornada acreditada a lo largo de su historia y que recibió un premio de la Fundación Grifols i Lucas el año pasado, concretamente el 22 de diciembre en Barcelona.
https://www.youtube.com/watch?v=YtbSSdAHhbU
http://www.lne.es/occidente/2016/12/30/debatir-premio/2034948.html

Este reconocimiento ha supuesto para el Comité de Bioética del Área 1-Jarrio un autentico estimulo para continuar fomentando el debate sereno y sosegado sobre diferentes temas, tanto sanitarios como no sanitarios, entre los jóvenes pertenecientes a los Institutos de Navia, Tapia y Vegadeo. No obstante y aún sin premio, el aprendizaje que hemos obtenido de estos chicos y chicas en las jornadas anteriores, ya constituye por si solo, un elemento motivador de primer orden.

Como explicaba nuestra presidenta, D.ª Rosa Mesa Pandal en La Nueva España, este año abordaremos dos temas: uno, "Enganchados al Movil", y dos, "La Violencia de Genero no tiene Edad". Ambos gozan de plena actualidad como lo demuestran las diferentes noticias publicadas en los medios de comunicación. El día 1 de junio en el Auditorio de Tapia de Casariego se presentaran las conclusiones a las que han llegado los diferentes alumnos.

Animamos a todo el mundo a participar en el referido encuentro cuya cualificación esta fuera de toda duda.

Las diferentes personas que integramos el Comité de Bioética nos sentimos orgullosos de contribuir a fomentar el debate social serio y con criterio que sirva, además, para una organización ciudadana participativa y democrática.

No falteis

jueves, 27 de abril de 2017

ABORTO Y OBJECIÓN DE CONCIENCIA. NECESIDAD DE SU REGULACIÓN

Tiempo atrás aparece en la prensa la siguiente noticia: El Servicio Gallego de Salud es condenado a pagar a una mujer 270.000 euros  a consecuencia de haber sufrido una histerectomía tras ser derivada a Madrid para abortar.

El feto era portador de graves alteraciones cromosómicas que le hacían incompatible con la vida. Una cadena de errores diagnósticos provocó que el problema se detectara tarde. Ningún facultativo de un hospital gallego, quiso interrumpir el embarazo alegando objeción de conciencia, motivo por el cual la derivaron a Madrid. Estaba en la 32 semana de gestación. Se traslado por sus propios medios y al llegar a la clínica presentaba una hemorragia vaginal grave que motivo traslado a La Paz donde le practicaron una cesárea para extraer el feto que vivió 90 minutos y posteriormente una histerectomía para detener la hemorragia.

En la sentencia, el magistrado opina que se ha producido una extensión innecesaria del embarazo lo que supone un fracaso estrepitoso del sistema sanitario público y le parece difícil aceptar que no se disponga de un centro público en Galicia para practicar la interrupcion del embarazo que marca la ley.

Este es un ejemplo que ratifica lo que un informe publicado por Médicos del Mundo  evidencia. https://www.medicosdelmundo.org/index.php/mod.documentos/mem.descargar/fichero.documentos_2016_Noviembre_SSR_8d1a1563%232E%23pdf

Este hecho nos sirve de excusa para abordar, de manera somera, el tema de la OC.

En el ámbito sanitario, no existe reconocimiento constitucional. No obstante, el Tribunal Constitucional en su sentencia 53/1985, de 11 de abril, dice que la OC al aborto puede ser ejercida, independientemente de que exista o no su regulación, al formar parte del contenido del derecho fundamental a la libertad ideológica y religiosa reconocido en el artículo 16.1 de la Constitución la cual, es aplicable en materia de derechos fundamentales. También, en sendos Códigos Deontológicos de la Organización Médica Colegial y de Enfermería, se hace mención al derecho a ejercer OC frente a la intervención en prácticas abortivas.

La Ley Orgánica 2/2010, de 3 de marzo, de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo (LSSR) contempla la OC: “los profesionales sanitarios directamente implicados en la interrupción voluntaria del embarazo tendrán derecho de ejercer la objeción de conciencia sin que el acceso y la calidad asistencial de la prestación puedan resultar menoscabadas por el ejercicio de la objeción de conciencia. El rechazo o la negativa a realizar la intervención de interrupción voluntaria del embarazo por razones de conciencia es una decisión individual del personal sanitario directamente implicado en la realización de la interrupción voluntaria del embarazo, que debe manifestarse anticipadamente y por escrito. En todo caso los profesionales sanitarios dispensaran tratamiento y atención médica adecuados a las mujeres que lo
 precisen antes y después de haberse sometido a una intervención de interrupción del embarazo”.

Visto lo anterior, es indudable su reconocimiento, pero ha de cumplir determinados criterios:
1. Existencia de una norma que obligue a realizar una acto cuyo incumplimiento sea sancionable.
2. El cumplimiento de la norma es contrario a los preceptos éticos, científicos, morales o religiosos de la persona que objeta.
3. La ley no ofrece alternativa para dirimir el conflicto entre lo que ordena y la conciencia del individuo.
4. Que el objetor exprese el conflicto y lo argumente de manera adecuada y anticipadamente sin perjuicio para la paciente.
5. Coherencia entre sus convicciones y la manera de actuar en su vida.
6. Es un acto no violento y de omisión frente al cumplimiento de una obligación

No es objeción de conciencia la resistencia, la sedición ni la desobediencia civil

El ámbito de la OC abarca varios sectores en relación con la sanidad: investigación biomédica (caso de técnicas de reproducción asistida, clonación y manipulación genética), y las estrictamente sanitarias (aborto, farmacia, eutanasia, sedación y cuidados paliativos)

¿Cómo se ha de plantear?
La LSSR señala una forma un tanto imprecisa. La Comunidad de Castilla-La Mancha (Orden de 21 de junio 2010, modificada por otra de 14 octubre 2010) y la de Navarra (Ley foral de 8 noviembre 2010), han elaborado un procedimiento. Ambas coinciden en que se presentara por escrito con una antelación mínima de 7 días hábiles a la fecha de la intervención según modelo estandarizado a presentar ante el gerente o director del centro donde se presten los servicios. En las dos se crean un registro de objetores en las que se inscribirán las declaraciones con posibilidad de revocación.

¿Quién lo puede o pueden ejercer y cuales son los límites de actuación?
Lógicamente el personal directamente implicado, y asi lo explicita la LSSR. Hay autores que piensa que la OC la podrían ejercer analistas, anestesistas, especialistas en reanimación, aparte de ginecólogos, obstetras, enfermeras y matronas, y con dudas en relación de si su intervención es directa o no, de trabajadores sociales o psicólogos.

También se plantean dudas en relación a la intervención del Médico de Familia que en el caso de Extremadura o Andalucía, es el que está obligado a entregar la información sobre la práctica abortiva. Tal es así que el auto de 29 de marzo de 2011 de un juzgado de Málaga deniega la OC a un médico de atención primaria. No obstante, el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha en Auto de 29 de septiembre de 2010 entendió que no es tan evidente que este trámite no sea una intervención directa en la práctica del aborto. Del mismo modo se cuestiona si es directa o no la intervención del ecografista e incluso la de los especialistas que tiene que emitir dictámenes en los casos de aborto por causas médicas o la intervención de los integrantes de los comités clínicos.

Con la intención de organizar y facilitar la prestación, las direcciones de los centros han cambiado al personal objetor de servicio. Parece lógico que no se le pueda discriminar al objetor por el mero hecho de serlo. En este sentido hay sentencias de diferentes instancias judiciales admitiendo en unos casos si y en otros no tal medida

En esta misma línea, la sentencia de la Audiencia Territorial de Oviedo de 29 de junio de 1988, desestima la viabilidad del acuerdo adoptado por el Insalud y la Dirección del Maternoinfantil obligando a cualquier facultativo de guardia a prestar la asistencia que proceda, independiente de que sea objetor o no, a una mujer con una interrupción en marcha, salvo situaciones de urgencia vital para la madre.

Aunque anecdótico en el contexto de este apartado, decir que la Declaración de Oslo sobre el aborto terapéutico en el seno de la XXIV Asamblea Médica Mundial y enmendada en la XXXV en Venecia, dispone que el médico objetor debe de garantizar la prestación del servicio médico derivando a otro profesional de la salud.

Necesidad de una regulación
Parece lógico pensar, visto lo anterior, que se regule de manera adecuada el derecho a ejercer la OC con el fin de garantizar el acceso a los servicios y las prestaciones sanitarias admitidas por la ley.

La primera conclusión que extrae Domingo Gutierrez en su trabajo sobre la OC y el aborto, una vez revisadas diferentes sentencias en varias instancias judiciales, es la falta de uniformidad jurisprudencial acerca de la naturaleza jurídica de la misma en el sentido de si se la considera un derecho autónomo o fundamental, motivo por el que es preciso su expresa regulación legal

El Comité de Bioética de España amparándose en la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea, en la resolución 1763 de 2010 de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa y en la propia LSSR, estima que también debe de ser regulado con una normativa flexible basada en una serie de recomendaciones

¿Cuándo?
La OC no se puede convertir en un riesgo para las mujeres que abortan en España.
Los países escandinavos prohíben la OC para evitar el abuso sobre las mujeres

lunes, 3 de abril de 2017

EUTANASIA Y SUICIDIO ASISTIDO

No parece razonable, pero si comprensible, que se aparque de nuevo el debate parlamentario sobre su regulación al ser rechazada la iniciativa de podemos al respecto.

La encuesta de Metroscopia corrobora que el 84% de las personas que en ella han participado son partidarios de consentirla en el supuesto de estar ante una enfermedad incurable. Su regulación cuenta con el apoyo del 66% de los votantes del PP y del 56% de los católicos practicantes (El País, Ideas 2.04.17). La experiencia acumulada de lo sucedido en otros países donde esta regulada es lo suficientemente elocuente como para dejar de esgrimir argumentos tendenciosos.

Es de esperar que durante la tramitación del proyecto de "Ley de muerte digna", se intente debatir algo al respecto. Ni PP, ni PSOE ni Ciudadanos pueden estar ajenos a este sentir popular.

¿Cuando podremos decidir por nosotros mismos?.

"La muerte es algo que no debemos temer porque, mientras somos, la muerte no es y cuando la muerte es, nosotros no somos" (Antonio Machado, 1875-1939).

Juan Antonio


miércoles, 1 de marzo de 2017

NOTICIAS

1.- LIBRO DE INTERÉS (estimo):
El día 1 de Marzo se presento en el Colegio de Médicos de Cáceres el libro "Instrucciones Previas, una reflexión crítica", escrito por el Fiscal Jefe de la Fiscalía Provincial de Badajoz, Juan Calixto Galan y por el presidente de la Comisión Deontológica del Colegio Oficial de Médicos de Badajoz, Mariano Casado Blanco.

Evidentemente no he podido acceder a su contenido, pero parece que pueda tener interés, motivo por el que lo anuncio. Las Instrucciones Previas constituyen un garante eficaz a la hora de tomar decisiones en el supuesto que no podamos hacerlo por nosotros mismos ante la perdida de capacidad cognitiva por el motivo que sea. Sorprende el porcentaje escaso de cumplimentación entre la ciudadanía. Es preciso hacer campaña de divulgación, y para ello, los profesionales sanitarios somos un elemento de propaganda importante.

2.- SUICIDIO ASISTIDO:
En otro orden de cosas, la prensa publica el caso del suicidio medicamente asistido de Fabiano Antoniani, de 40 años de edad, tetrapléjico y ciego, en Suiza. En su país, Italia, no consiguió consumar su intención a pesar de haber llegado hasta el presidente de la República. Como es habitual, suscita de nuevo el debate. ¿Hasta cuando su regulación?.

3.- DOCUMENTO CONJUNTO SOBRE CUIDADOS PALIATIVOS:
La prensa profesional se hace eco de la presentación del documento conjunto "Consideraciones de la Organización Médica Colegial y Sociedad española de Cuidados Paliativos". En él, se pone de manifiesto la escasez de recursos en este área de atención, se hace hincapié en la necesidad de salvaguardar la autonomía del paciente y que se garanticen sus derechos en el caso de precisar cuidados paliativos y ayudas derivadas de su dependencia. Otro hecho llama la atención en relación con la sedación paliativa. Se la considera un proceder terapéutico aplicable en el supuesto de estar ante un síntoma refractario o en la fase agónica; por estos motivos y descartado que sea un proceder asimilable a una eutanasia (la sedación no mata), debe de estar exenta de la aplicación de la objeción de conciencia. Si se entiende que se debe de aplicar para no utilizarla bajo las indicaciones referidas, estamos atentando contra el principio de beneficencia, contra la "lex artis" y pone en evidencia un desconocimiento importante del profesional que hay que combatir.

Hasta la próxima, amigos


martes, 14 de febrero de 2017

"LEY DE MUERTE DIGNA". EUTANASIA Y SUICIDIO ASISTIDO

“LEY DE MUERTE DIGNA”. EUTANASIA Y SUICIDIO ASISTIDO


El Gobierno del principado de Asturias ha dado luz verde a este proyecto de Ley sumándose así al de otras Comunidades Autónomas como Andalucía (2010), Aragón (2011), Baleares (2014), Canarias y Galicia (2015) y  País Vasco (2016).

Todas ellas coinciden en señalar los derechos de las personas en la fase final de la vida, los derechos y deberes de los profesionales sanitarios y de las instituciones en líneas generales. Gobernando el PSOE, en noviembre de 2010, se anuncio la elaboración de una ley de este tipo a nivel nacional sin llegar a materializarse. Ni en el intento estatal ni en  los planteamientos autonómicos, se plantea el tema de la eutanasia ni del suicidio asistido.

No obstante, el Parlamento Vasco y el Catalán aprobaron enviar al Congreso de los Diputados y Gobierno de España propuestas para modificar el Código Penal en su artículo 143.  

Izquierda Unida con anterioridad y últimamente, en enero de este año, Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, han presentado proposiciones de ley con el objetivo de despenalizar la eutanasia. También PSOE y C´s (este último pactado con el PP), han presentado sus propuestas pero sin incluir novedades en el camino de modificar el artículo 143 del Código Penal.

El texto de Unidos Podemos determina los requisitos, abre la vía para modificar el código penal, establece los derechos de las personas en relación con la solicitud o no como el desempeño de los profesionales y su derecho a la objeción de conciencia y establece y constituye los órganos evaluadores.

Es de esperar que esta realidad, contribuya a tener un debate serio y riguroso sobre la despenalización de estos procedimientos sin que haya excusas para su aplazamiento. En el XIII Foro de Ética y Envejecimiento, celebrado en Oviedo y al que ya hicimos mención en este blog, tuvimos la fortuna de escuchar a D. Federico de Montalvo Jasskelainen (profesor adjunto de Derecho Constitucional de la Universidad de Comillas de Madrid) y a D. Miguel Ángel Presno Linera (profesor titular de Derecho Constitucional de la Universidad de Oviedo), mostrando puntos de vista diferentes bien argumentados. En mi opinión, de Montalvo concluía que no le parecía relevante el debate al no ser una demanda destacada para ciudadanos y profesionales, haciendo hincapié en el papel de los Cuidados Paliativos; Presno planteaba el derecho a decidir y la autonomía del paciente como núcleo central del debate, su incorporación a la legislación, y que era necesario dar un paso más al disponer ya de cuidados paliativos, al existir la posibilidad de rechazar un tratamiento y al no existir diferencias entre dejar morir y ayudar a morir.

Repasemos los conceptos para saber en que términos estamos hablando:
1- EUTANASIA: Acción que se realiza a petición expresa y reiterada de una persona que padece un sufrimiento inaceptable, físico y/o psíquico, a consecuencia de una enfermedad incurable para aliviar su sufrimiento y que le ocasiona una muerte segura, rápida e indolora.

No es eutanasia la sedación terminal o paliativa aplicada ante un síntoma refractario o en fase agónica, la retirada de un tratamiento en situaciones de irreversibilidad de la situación clínica o la no aplicación de un tratamiento que prolongue la vida pero que es ineficaz desde el punto de vista médico o que el propio paciente rechace.

La eutanasia puede ser activa o pasiva, pero no queremos entrar en estos detalles por introducir, en nuestra opinión, confusión y no aportar nada relevante al concepto principal. Añadir que eutanasia significa buena muerte.

2- SUICIDIO ASISTIDO: Acción de una persona que sufre una enfermedad irreversible que le permite acabar con su vida y que cuenta con la ayuda de alguien que le proporciona los conocimientos y los medios para hacerlo. Cuando esa persona es un médico, estamos ante un suicidio médicamente asistido.

3- DIGNIDAD HUMANA: Derecho que tiene cualquier ser humano a ser respetado y valorado como ser individual y social, con sus características y condiciones particulares, por el solo hecho de ser persona. 

A continuación, trataremos de responder a algunas preguntas.

1- ¿EXISTE DEMANDA SOCIAL Y PROFESIONAL PARA REGULAR LA EUTANASIA?:

Tanto en el ámbito profesional (en Cataluña: el Observatorio de Bioética y Derecho -2003-, el Instituto Borja de Bioética -2005- y el Consejo Consultivo de Bioética -2006- ), como en el de la ciudadanía en el estudio del Centro de Investigaciones sociológicas 9982 (el 73,6% a favor de su regulación y el 75,5% de los profesionales), hay llamadas para el reconocimiento de la eutanasia. En el político, como hemos observado más arriba, parece que también se mueven las peticiones. http://www.cis.es/cis/opencm/ES/1_encuestas/estudios/ver.jsp?estudio=9982

2- ¿LA APLICACIÓN DE UNOS BUENOS CUIDADOS PALIATIVOS, SON SUFICIENTES PARA CONTROLAR UNA SITUACIÓN DE TERMINALIDAD DE MANERA INTEGRAL Y EVITAR LA PETICIÓN?:

Según datos de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos, la cobertura es insuficiente: alrededor de 54.000 personas al año no los reciben, no hay equipos para abarcar el medio rural, la mitad de los centros sociosanitarios y residencias no dan este servicio, un 30% de los médicos no tienen dedicación completa y faltan trabajadores sociales y psicólogos.

No obstante, e independiente de la cobertura, según datos propios (Equipo de Paliativos Área I-Jarrio del SESPA), mantenemos un buen control del dolor (alrededor de un 90%) y un buen control integral del paciente en general (75%) que nos permite ayudar a la persona y familiares en el proceso de fase final de su vida a aceptar la muerte. A pesar de estos datos, no conseguimos evitar el deseo consciente, racional y libre de terminar cuanto antes el camino en unos pocos casos (probablemente en torno a un 3%).

Los profesionales proyectamos nuestros miedos y creencias a la hora de prestar atención a las persona en la fase final de su vida. Hay miedo a sedar cuando está indicado y si se hace se hace mal, hay miedo a retirar un tratamiento que no aporta nada y se deriva al hospital a pacientes en agonía por considerar que no se puede hacer nada en el domicilio y mueren sedados con toda la tecnología aplicada. En lugar de escuchar, informar y compartir un proceso de toma de decisiones, aplicamos nuestro concepto de lo que es calidad de vida en lugar de utilizar el del propio paciente, respetarlo y llevarlo a la práctica. En suma, desconocimiento técnico, ético y legal.

3- ¿PUEDEN LA SOCIEDAD O LOS PODERES PÚBLICOS COARTAR LA LIBERTAD INDIVIDUAL PARA DECIDIR CON RESPONSABILIDAD?:

Algunos apuntes: uno, según Lain Entralgo la muerte no es un evento médico o científico, sino un evento personal, cultural y religioso; dos, la libertad moral individual es aquella que busca la protección de la conciencia y responsabilidad por la decisión propia sin intervención de terceros, ni siquiera de quienes esgriman argumentos como los de la protección y salvaguarda de la comunidad

4- ¿EN EL SUPUESTO DE LEGALIZARLA, SE APLICARÍA DE FORMA INDISCRIMINADA A PERSONAS VULNERABLES?:

Es el argumento conocido como “la pendiente deslizante” y que asimila el acto de la eutanasia al exterminio nazi. Si examinamos los datos de países de nuestro en los que está legalizada, desmiente por si mismo este supuesto

A modo de conclusión, es de esperar que se abra el debate definitivo para proceder a regular este procedimiento y que nadie trate de imponer a otros su criterio.


jueves, 27 de octubre de 2016

XIII Foro de Ética y Envejecimiento

El 17 y 18 de Noviembre se celebra en Oviedo una nueva edición del Foro de Ética y Envejecimiento.

La tarde del jueves 17, se centrara en desarrollar los siguientes temas:
- La sostenibilidad del Sistema Sanitario ante el reto del envejecimiento y la atención a la cronicidad.
- El reto de la protección de datos en el campo de las tecnologías de la información y comunicación.

En relación con el primero, el miedo a la epidemia del envejecimiento no es nueva. Hay estudios que señalan que el problema del costo no radica tanto en la atención sanitaria, y si en la parte social del problema. Muchas preguntas surgen y abarcan desde un replanteamiento de los recursos humanos en los Centros de Salud, papel de los Hospitales de agudos, la creación de Hospitales de mediana y larga estancia, la unificación de Servicios Sociales y Sanitarios, la presunta privatización de la atención a este sector de población, etc...

En relación con el segundo, el interés es alto. La atención a la cronicidad y el uso de las tecnologías que se propugnan y la consiguiente entrada de las grandes empresas del sector, no puede ir en menoscabo de la protección de datos sensibles de los ciudadanos. ¿se comercializar con ellos entre las empresas?.

En la mañana del viernes se abordaran otros dos temas muy interesantes:
- La muerte medicamente asistida.
- El establecer un pronóstico vital en las personas afectas de enfermedad avanzada y terminal.

A la muerte medicamente asistida, también conocida como eutanasia o suicidio asistido, no está permitida en España. Si lo está en Países Bajos y Suiza en el entorno europeo, e incluso se debate si respetar el derecho de la muerte a las personas ancianas que manifiestan su deseo de ausencia de ganas de vivir. En nuestro país, existen Leyes en relación con garantizar una muerte digna, al menos en varias CC.AA., entre ellas, la asturiana. Se centran en animar a hacer testamento vital o instrucciones previas, garantizar los cuidados paliativos y si estos fracasan, proceder a la puesta en marcha de una sedación terminal. No me parece suficiente y es necesario abrir el debate a los profesionales y sociedad en general sobre este tema. ¿Puede el Estado, garante de preservar el derecho a la vida, ir en contra del derecho de autonomía de una persona con una enfermedad terminal y sin tratamiento posible, para decidir cuando, como y donde quiere morir?.

El segundo punto debe centrar el debate, en mi opinión, en el hecho de que es más importante la existencia de comodidad y estabilidad clínica que en la fecha del momento final. Para los profesionales de cuidados paliativos, es una pregunta frecuente por parte de los familiares, pero también es verdad que la probabilidad de error oscila alrededor de un 70% y si el deceso no ocurre en la fecha que dices, la situación genera angustia y claudicación del cuidador.

Los ponentes que desarrollaran estos temas tienen reconocida solvencia, otro punto que hace atractivo acudir a las jornadas. A continuación, el siguiente enlace permite acceder al programa y oportuna inscripción:

http://www.semeg.es/formacion/cursos/_/xiii-foro-de-etica-y-envejecimiento-.html


lunes, 17 de octubre de 2016

Manual Bioético-Legal en Reproducción Asistida

Nos hacemos eco de este manual que aborda diferentes conflictos éticos y legales en relación con la reproducción asistida.

El referido manual, con un prefacio a cargo del Dr. Sanchez-Caro en relación con la importancia de la  reflexión bioética en este tipo de tratamientos, se articula en cinco capítulos: situaciones que se originan en relación con la ruptura de la pareja, consentimiento informado para los tratamientos de infertilidad, donación de gametos y embriones, problemática en relación con el acceso por parejas homosexuales y personas transexuales, pruebas genéticas y otras situaciones. Cada uno de ellos está basado en diferentes casos clínicos que se han planteado.

El haber adoptado esta metodología le confiere un interés práctico, y aunque no aborda todas las cuestiones y dudas, si están señaladas las más importantes.

Animamos al lector a su consulta y descarga en:
http://www.fundacionmercksalud.com/publicaciones?kind_of_content=other_publications