¿Qué es un Comité de Ética?

Los Comités de Ética para la asistencia sanitaria son instancias de diálogo y debate interdisciplinar, con la misión de asesorar a los profesionales sanitarios y a los usuarios que lo soliciten en la solución de los conflictos éticos que se producen en el desarrollo de la tarea asistencial.

martes, 14 de febrero de 2017

"LEY DE MUERTE DIGNA". EUTANASIA Y SUICIDIO ASISTIDO

“LEY DE MUERTE DIGNA”. EUTANASIA Y SUICIDIO ASISTIDO


El Gobierno del principado de Asturias ha dado luz verde a este proyecto de Ley sumándose así al de otras Comunidades Autónomas como Andalucía (2010), Aragón (2011), Baleares (2014), Canarias y Galicia (2015) y  País Vasco (2016).

Todas ellas coinciden en señalar los derechos de las personas en la fase final de la vida, los derechos y deberes de los profesionales sanitarios y de las instituciones en líneas generales. Gobernando el PSOE, en noviembre de 2010, se anuncio la elaboración de una ley de este tipo a nivel nacional sin llegar a materializarse. Ni en el intento estatal ni en  los planteamientos autonómicos, se plantea el tema de la eutanasia ni del suicidio asistido.

No obstante, el Parlamento Vasco y el Catalán aprobaron enviar al Congreso de los Diputados y Gobierno de España propuestas para modificar el Código Penal en su artículo 143.  

Izquierda Unida con anterioridad y últimamente, en enero de este año, Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, han presentado proposiciones de ley con el objetivo de despenalizar la eutanasia. También PSOE y C´s (este último pactado con el PP), han presentado sus propuestas pero sin incluir novedades en el camino de modificar el artículo 143 del Código Penal.

El texto de Unidos Podemos determina los requisitos, abre la vía para modificar el código penal, establece los derechos de las personas en relación con la solicitud o no como el desempeño de los profesionales y su derecho a la objeción de conciencia y establece y constituye los órganos evaluadores.

Es de esperar que esta realidad, contribuya a tener un debate serio y riguroso sobre la despenalización de estos procedimientos sin que haya excusas para su aplazamiento. En el XIII Foro de Ética y Envejecimiento, celebrado en Oviedo y al que ya hicimos mención en este blog, tuvimos la fortuna de escuchar a D. Federico de Montalvo Jasskelainen (profesor adjunto de Derecho Constitucional de la Universidad de Comillas de Madrid) y a D. Miguel Ángel Presno Linera (profesor titular de Derecho Constitucional de la Universidad de Oviedo), mostrando puntos de vista diferentes bien argumentados. En mi opinión, de Montalvo concluía que no le parecía relevante el debate al no ser una demanda destacada para ciudadanos y profesionales, haciendo hincapié en el papel de los Cuidados Paliativos; Presno planteaba el derecho a decidir y la autonomía del paciente como núcleo central del debate, su incorporación a la legislación, y que era necesario dar un paso más al disponer ya de cuidados paliativos, al existir la posibilidad de rechazar un tratamiento y al no existir diferencias entre dejar morir y ayudar a morir.

Repasemos los conceptos para saber en que términos estamos hablando:
1- EUTANASIA: Acción que se realiza a petición expresa y reiterada de una persona que padece un sufrimiento inaceptable, físico y/o psíquico, a consecuencia de una enfermedad incurable para aliviar su sufrimiento y que le ocasiona una muerte segura, rápida e indolora.

No es eutanasia la sedación terminal o paliativa aplicada ante un síntoma refractario o en fase agónica, la retirada de un tratamiento en situaciones de irreversibilidad de la situación clínica o la no aplicación de un tratamiento que prolongue la vida pero que es ineficaz desde el punto de vista médico o que el propio paciente rechace.

La eutanasia puede ser activa o pasiva, pero no queremos entrar en estos detalles por introducir, en nuestra opinión, confusión y no aportar nada relevante al concepto principal. Añadir que eutanasia significa buena muerte.

2- SUICIDIO ASISTIDO: Acción de una persona que sufre una enfermedad irreversible que le permite acabar con su vida y que cuenta con la ayuda de alguien que le proporciona los conocimientos y los medios para hacerlo. Cuando esa persona es un médico, estamos ante un suicidio médicamente asistido.

3- DIGNIDAD HUMANA: Derecho que tiene cualquier ser humano a ser respetado y valorado como ser individual y social, con sus características y condiciones particulares, por el solo hecho de ser persona. 

A continuación, trataremos de responder a algunas preguntas.

1- ¿EXISTE DEMANDA SOCIAL Y PROFESIONAL PARA REGULAR LA EUTANASIA?:

Tanto en el ámbito profesional (en Cataluña: el Observatorio de Bioética y Derecho -2003-, el Instituto Borja de Bioética -2005- y el Consejo Consultivo de Bioética -2006- ), como en el de la ciudadanía en el estudio del Centro de Investigaciones sociológicas 9982 (el 73,6% a favor de su regulación y el 75,5% de los profesionales), hay llamadas para el reconocimiento de la eutanasia. En el político, como hemos observado más arriba, parece que también se mueven las peticiones. http://www.cis.es/cis/opencm/ES/1_encuestas/estudios/ver.jsp?estudio=9982

2- ¿LA APLICACIÓN DE UNOS BUENOS CUIDADOS PALIATIVOS, SON SUFICIENTES PARA CONTROLAR UNA SITUACIÓN DE TERMINALIDAD DE MANERA INTEGRAL Y EVITAR LA PETICIÓN?:

Según datos de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos, la cobertura es insuficiente: alrededor de 54.000 personas al año no los reciben, no hay equipos para abarcar el medio rural, la mitad de los centros sociosanitarios y residencias no dan este servicio, un 30% de los médicos no tienen dedicación completa y faltan trabajadores sociales y psicólogos.

No obstante, e independiente de la cobertura, según datos propios (Equipo de Paliativos Área I-Jarrio del SESPA), mantenemos un buen control del dolor (alrededor de un 90%) y un buen control integral del paciente en general (75%) que nos permite ayudar a la persona y familiares en el proceso de fase final de su vida a aceptar la muerte. A pesar de estos datos, no conseguimos evitar el deseo consciente, racional y libre de terminar cuanto antes el camino en unos pocos casos (probablemente en torno a un 3%).

Los profesionales proyectamos nuestros miedos y creencias a la hora de prestar atención a las persona en la fase final de su vida. Hay miedo a sedar cuando está indicado y si se hace se hace mal, hay miedo a retirar un tratamiento que no aporta nada y se deriva al hospital a pacientes en agonía por considerar que no se puede hacer nada en el domicilio y mueren sedados con toda la tecnología aplicada. En lugar de escuchar, informar y compartir un proceso de toma de decisiones, aplicamos nuestro concepto de lo que es calidad de vida en lugar de utilizar el del propio paciente, respetarlo y llevarlo a la práctica. En suma, desconocimiento técnico, ético y legal.

3- ¿PUEDEN LA SOCIEDAD O LOS PODERES PÚBLICOS COARTAR LA LIBERTAD INDIVIDUAL PARA DECIDIR CON RESPONSABILIDAD?:

Algunos apuntes: uno, según Lain Entralgo la muerte no es un evento médico o científico, sino un evento personal, cultural y religioso; dos, la libertad moral individual es aquella que busca la protección de la conciencia y responsabilidad por la decisión propia sin intervención de terceros, ni siquiera de quienes esgriman argumentos como los de la protección y salvaguarda de la comunidad

4- ¿EN EL SUPUESTO DE LEGALIZARLA, SE APLICARÍA DE FORMA INDISCRIMINADA A PERSONAS VULNERABLES?:

Es el argumento conocido como “la pendiente deslizante” y que asimila el acto de la eutanasia al exterminio nazi. Si examinamos los datos de países de nuestro en los que está legalizada, desmiente por si mismo este supuesto

A modo de conclusión, es de esperar que se abra el debate definitivo para proceder a regular este procedimiento y que nadie trate de imponer a otros su criterio.


2 comentarios:

  1. Se te ha olvidado la ley de muerte dgna de Navarra (2010)
    Buen artículo

    ResponderEliminar
  2. Efectivamente es un error, Gracias por recordarmelo y por su opinión.
    Salcedo

    ResponderEliminar